Destacado

Destinos: Capítulo 5-Renacer

Paso un tiempo, me fui de dónde estaba para volverme a encontrar. Olvidar tu nombre, o que si al menos lo vuelvo a escuchar no me doliera el corazón. 

Sigo en alguna parte del planeta, juntando fuerzas para volverme siempre fuerte. Entre estas idas, me encontré y volví a renacer. Hoy las cosas son tan lindas, por fin me di cuenta que estoy primera que puedo elegirme que si tú recuerdo aparece es algo del pasado que ya no me afecta. 

Conocí gente nueva y alguien que volvió a mi las esperanzas de creer en el amor. No miento que dude, di vueltas y hasta casi renunció porque el pasado se supera pero deja sus cicatrices que aunque uno evite, duelen y mucho.

Aunque Lautaro desperto en mi muchas cosas, Augusto supo manejarlas a la perfección. Si lo miro me siento protegida, si me abraza no siento miedo y cuando tiene que ayudarme a salir su mano está ahí, como algún que otra vez necesité.

Renacer cuesta pero se puede, desde acá le digo a tu recuerdo que gracias por enseñarme, aprendí muchísimo y me conocí más. Augusto está en camino, solo se que cuando me dijo por primera vez “me haces bien” justo AHI todo comenzo a funcionar mejor.

Gracias Lautaro, por hacerme volver a mí , por permitirme conocer a Augusto. Que aunque muchas veces me hiciste doler y conocer el desamor, supe que existe otra gente que puede valorar de verdad lo que uno es sin lastimar. 

Renacer de lo malo, para volverse más fuerte. 

Anuncios
Destacado

Destinos- Capítulo 4: Me voy encontrando

Un día de lluvia, en donde la mayoría de las veces me sentí triste y vacía hoy siento que por fin vuelvo a ser la misma. Inundada siempre en algún que otro laberinto, encontré la salida a eso que tan mal me hacía. Me costo llegar a encontrarme, de sobrevivir  a todo sin que su nombre esté en algún que otro rincón de mi cabeza.  Me encontré y me descubri, como nunca y ahí supe que estaba menos rota. Porque al final nos tenemos a nosotros mismos en todo, aunque intentemos hallarlo en otros para que termines dandote cuenta que solo te necesitas a vos. 

En este hallazgo, me perdono por abandonarme y nunca ponerme primera. Una de las cosas que pretendia que los demás hicieran pero que solo dependia de mi. Hoy me veo asi, no tan rota y tú recuerdo un poco más lejos, como un aprendizaje mas, para sanarme cada día de aquello que tanto dolió. Si te encuentro por ahí, solo un par de miradas harán entender todo este porque y en mi agradecerte eso que me hizo más fuerte. Encontrarte alguna vez jamás fue un error, las personas aparecen por una razon: a mi para aprender a valorarme cada vez más. Y en saber sostenerme para no volver a caer en ese vacio que alguna vez me atrapó. 

Destacado

Destinos: capítulo 3- reinventarme

Y acá llegue, a lo que planee justo al momento de alejarme de eso que tan mal me hacía. El vacío está pero al menos me siento cómoda.

Pienso que sí llegué sola, intentarlo vale la pena. Su nombre  resuena un poco en mi mente , pero trato de no recordar porque puedo quebrarme y no es la idea. Me necesito entera.

Camino en busca de algún coche que me lleve al centro, sólo para conocer o para distraer mi cabeza. Frena un auto, me subo y ahí entiendo el sentido de todo. Mientras arranca, puedo observar el paisaje y sonrió, no se porqué. En cada espacio hay color el que hace mucho no veía o no aprecie como debía. Suena mi celular, un msj. Mi corazón se hace piedra, pero es solo mi mamá que me pregunta si está todo bien. Llegó al centro de la ciudad, me bajo y respiro. El cielo es tan azul y el sol brinda su calor, que linda sensación. Hacia tanto no apreciaba el celeste del cielo, en su mezcla con las nubes las cuales hoy no estaban. Camino, respiro. Me reinvento en casa paso, en cada ruido de esta ciudad. Me siento entera, que puedo seguir. Conecto los auriculares, busco una playlist adecuada para este momento y sin querer suena Brillar de Guasones, mi canción favorita la cual hacia tanto no disfrutaba.

El sol combina y yo brillo. Por mi, por todo. Por este nuevo comienzo. Por reinventarme y crecer. Se siente tan bien.

Destacado

Destinos: capítulo 2- libertad confusa

– Sabes lo que quisiera ser en otra vida?.

– Qué? A ver, decime.

– Pájaro, porque tienen esa libertad hermosa que volar e irse a todas partes y recorrer el mundo.

– Si, pero a veces ven la muerte muy rápido. Si…su libertad es hermosa pero el resultado no lo sabes. Yo siento libertad Almi justo aca, con vos y eso te juro es lo mejor de este año y vida.

– Yo tambien, la libertad con vos es linda y me hace feliz. Si, puede que vea la muerte de cerca pero…si tiene una meta esquiva eso. Como yo los problemas, mi meta sos vos y por eso sigo…

Acá en este micro, en un viaje un poco largo y ya amaneciendo las aves me recuerdan eso, la libertad pero confusa porque siento que mi meta ya no esta y si algo lo estropea me da igual. No está él y su voz resuena en mi cabeza con esa frase “Yo siento libertad Almi justo acá, con vos y eso te juro es lo mejor de este año y vida”, mis ojos se llenan de lágrimas y siento bronca, quisiera explotar pero no puedo la gente que está acá no tiene el porque saberlo. Faltan dos horas. Agarró mi celular, solo mensajes de mi mamá y mi hermana que preguntan cómo voy. Ellas a veces son la meta de esta libertad que a veces siento tan lejana y otras tan cercana.

Llegó a destino. Mi cabeza no para de doler, lo que menos pude fue dormir, el corazon lo tengo en -10 junto con mis ánimos. El viento me hace despavilar y puedo respirar a pesar del bajón inmenso. La brisa toca mis sentidos y tengo un poco de frío, supongo que sí llegué aca toda la libertad que soñé es posible y dejó de pensar en Lauti, para centrarme en mi.

La libertad confusa es eso, querer y a la vez no independizarse de ese amor, de lo que juraste luchar hasta el final y solo fue batallas pérdidas. Pero, te tenés a vos, un poco rota pero entera ahi con el impulso de seguir para desplegar tus alas y ser lo que soñaste siempre.

Y se que la muerte va a estar lejos si mi objetivo es claro: volver a ser yo. Sin vos, pero entera.

Destacado

Destinos: Capítulo 1- Un camino difícil de hacer.

En este sitio un poco vacío me encuentro, viendo tantas personas acompañadas y acá mi alma tan solitaria. Que lindo sería coincidir con alguien y sentirme feliz, no lo sé por un tiempo aunque sea. Siento que viví una vida tan vacía que me ha impedido poder disfrutarla como debe ser.

Seguro que todos ellos la ha disfrutado, en cambio acá sin nada pienso que mi tiempo de a poco se termina para vivir ciertas cosas y el camino es difícil hacerlo. Nunca me enamoré y seguro que alguno de ellos lo han podido vivir al menos dos veces.

Mi destino nunca fue así, todo lo que tengo lo pierdo o lo estropeó hasta el final y eso duele porque no puedo contra mi duro temperamento. Me decía él, una noche de pura lluvia “hay cosas que me gustan de vos y otras no. Pero sos muy vulnerable ante todo y no está bueno” y entiendo que no puedo fingir que nada me afecta debo hacerlo saber, seguro él, el bendito Lautaro nunca entendería, el cual no estaría en este instante tan lejos y tan fuera de mi. Me estoy yendo, miro mi celular y a la multitud, llega el micro para emprender el viaje que por poco casi no hago.

Lo llame y le escribí: “Lauti, por favor volvé, te necesito me duele está gilada” solo recibí un silencio y un visto. Mi corazón se apagó y para siempre. Supe que lo aleje y ahora no puedo hacer nada.

Es tan difícil hacer este camino sin el, me duele mi soledad y me duele este patético amor, que a él nunca le va a doler.

Un camino tan difícil de hacer, me levanto y entrego mi pasaje, ingenua miro si está pero es patético.

El asiento, la ventana y la ruta, miro eso y mis ojos se cristalizan pensando que a medida que avanza el micro este amor se desvanece y mi camino es el de ir tan sola pensando solo en lo que debo hacer, fingiendo que todo paso y este es el punto final.

Destacado

Pausa eterna.

instasize_180813021517

Hola, hace mucho que no hablamos a estas horas, no se vos pero te extraño. Vi la foto y así me siento con vos. Un poco alejados y dos muros que son nuestros orgullos. No quería que pasaran tantas cosas  pero mis fantasmas internos asomaron y lo echaron a perder,es un bajón y quedé afuera de todo esto.

Extraño hablar de mil cosas con vos, de cualquier pavada porque me distraía un poco de la rutina, de todo. Y mis insomnios no terminaban tan vacíos.

No sé si te pasa lo mismo, pero que se yo,  sentí el impulso de hacerlo y acá estoy. Escribiendo, porque cuando estoy un poco bajón me urge la inspiración aunque quisiera poder hacerlo cuando esté bien. Con el corazón en buen estado y no teniéndote tan lejos. Pero todo es así. Te miro desde mi lado, con ganas de abrazarte. Aunque es mejor seguir así, en esta pausa eterna, mirándonos desde lejos como lo hacen los extraños que se conocen. Y si, te miro irte, pero no puedo seguirte porque puedo perderme y no quiero . Si te perdí se dió asi.

Supongo que hay cosas que es mejor dejarlas en pausa. En algún momento, será posible que se dé o  dejarlo  así sin ningún comienzo ni final , el nunca más  poder abrazarte y sentirte conmigo mirando a la misma dirección: la luna, el sol, el mismo universo, o simplemente vos. 

Lo que queda de esto.

Si de esto queda migajas, por favor no seamos tan egoístas y no dejemos en la nada eso que nos gusto. No te pido sentir pero que me mires, solo un segundo, también quiero saber eso que me pasa con vos o lo que me hace que me gustes tanto. Si te encuentro por ahí  y te evito, no lo permitas te dejo que me dejes encontrar una vez más para no olvidarnos. Aunque no te miento que te sigo buscando en las canciones pero lo que queda de esto se va evaporando.

Gasto otro texto de este blog para vomitar lo que siento, sin querer te juro que me plantee que hubiera pasado si te buscaba anoche. ¿Será que mi inconsciente sabe que puedo sufrir o volver a sentir? Seguramente, pero mi corazón siente ese vacío raro porque jamás le gusta el “¿Que hubiera pasado?” . Se que sufrí un poco ante esto pero no quiero que te vuelva y si te vuelve es para que te des cuenta, en lo insignicante. Tampoco que vayas a leer este texto, para darte cuenta que si te sigo esperando pero no tanto. Al menos si te pienso, es el momento y no vas a venir. 

Lo que queda de esto, no quiero que vuelvas. Pero si me ves, saludame y mírame. Que encuentres explicación que lo hice por los dos, te evito para no sufrir y porque a vos nunca te paso nada. Pero bueno, si alguna vez nos elegimos habrá un porque. 

 Aunque se que lo nuestro no es para siempre, pero está ahí casi siempre. 

Reencuentro

No es el mismo bar que en el que te conocí, no hay tanta oscuridad y puedo verte más. Es el día de las grandes decisiones, como el de venir acá  por primera vez por un par de birras para olvidar la rutina de la vida. No pensé verte, creía haber sepultado mi telepatía para encontrarte aunque está vez por primera vez es casualidad. Estás ahí con un par de amigos, te reconocí al instante y no voy a negar los sentimientos aún están pero puedo controlarlos. Suspiro, me ves y sonreís, en mi se refleja lo mismo porque siempre lo causaste. Todo eso consistió en saludarnos y me basta. Se prolonga la noche, los vasos de birra y es la primera vez que no estoy pendiente de vos, sé que después de esa tercera birra me vas a mandar, como si nada hubiera pasado. Te aseguro que tú plan falla y el mío se completa. Son las 3 y vibra mi celular, es tu nombre. Lo miro y me quedo en pausa, en que a veces lo que uno espera sucede pero cuando te cansas de insistir todo eso se vuelve absolutamente nulo. Releo tu nombre, tu msj y te miro, aunque no me prestes atención. No digo nada, solo dejo ese msj ahí y bebo mi cerveza. Llega la hora de irnos y olvide de contestarte, te aseguro que por fin lo logré. Te reencontré y a la vez te olvide, se siente tan bien. Me elegí yo esta vez junto con esta cuarta birra que no me confunde sino que me alivia. 

 

“𝘓𝘪𝘣𝘳𝘦 𝘥𝘦 𝘷𝘰𝘴, 𝘱𝘦𝘳𝘰 𝘯𝘰 𝘥𝘦 𝘮𝘪” 

¿Qué tan fácil es este juego de olvidarte? Se  complica, porque cuando intento alejarme apareces y no niego que tus encantos me pueden. Libre de vos pero no de mi, en todo esto mis sentimientos y ese instinto de querer sentirte una vez más. Quisiera decirte que no, pero no puedo y menos negar que me pasan cosas. Intento librarme pero estas aca,  presente pero mis pensamientos que te llaman deseperados, una especie de telepatia que si tan solo pudiera traerte a mi lo haría para sentirte una vez mas. Pero ya vez, como dije libre de vos pero no de mi que desea volver a tenerte una vez más. 

ᴍɪʟ ᴅᴇᴍᴏɴɪᴏs

Si cuento los días que te pienso son miles, en los que deseo tenerte y estés conmigo. Hago un intento para poder saber al menos como explicarte todo esto que me pasa, pero el demonio número mil florece y entorpece lo demás. Nunca puedo mentir si algo me molesta, pero últimamente sufro demasiado con esto.

Este día es distinto te dije si y no tenía planeado hacerlo porque quería por fin decirte que no pero siempre una mentira sin sentido para vernos otra vez. No te disfruto y me quiero ir, me enojo, porque no te puedo explicar es que lo que me pasa con vos, no puedo fingir ser solo esto cuando mil veces quise tenerte un domingo junto a mí o dormir juntos.

Hoy no te vas con una sonrisa despues habernos reído de pavadas, ni tampoco está ese universo único que logró conectar. No hay nada, mi demonio número mil se hace presente sin hacerme analizar y actuó. Aunque vos estés ahí sin sentido, una parte de mi desearía decirte  porque estoy así. Pero no puedo, mi ansiedad me hace dudar de todo y me odio. Por perderte y no intentarlo, por caer en vos en seguir encontrandonos.

Pasó varias esquinas y voy recordando que me lleva a gustar de vos,  no puedo explicarte nada, estás enojado como yo sin saber que decir. Maldito demonio, nunca frena el impulso.

Esta vez sí necesito poner fin a esto. Ni sos feliz ni yo tampoco. Lo que no es para uno, nunca podrá ser. Y que la mentira perfecta haga lo que sea para que nunca volvamos a vernos aunque duela.

𝐕𝐨𝐥𝐯𝐞𝐫

Te choco, te encuentro y nos saludamos. Me pongo a pensar que todo esto costo tanto, el llevarnos bien y  de sanar con un poco de amor este pasado que tuvimos años atrás.

Aunque no lo sepas la banda que toca  en esta fiesta siempre me recordó a vos, en esas épocas de adolescentes felices que reían y vivían con sueños.

Porque está música me recuerda que con vos era yo y hoy se me hace difícil de serlo con alguien nuevo no pretendo volver así estamos bien. Pero daría por volver a tener esa conexión de ser como amigos y novios, de ser simplemente uno. Y te digo la verdad estoy siendo feliz, la música hace que  vengan a mi mente todo lo que éramos y eras conmigo, en no darme cuenta que éramos únicos y me querías, que si hoy intento encontrar alguien que todos los días haga lo posible por verme bien aunque este peor, jamás lo encuentro. Mi cabeza está lejos de ahí, pero el sentimiento está, vuelve a esos 18 años felices dónde te quería y solo quería estar con vos.

Volver aunque sea en un tema, en una foto pero lindo es recordar que fuiste feliz por ese momento y para siempre.  

Universo único

 

¿Porque me mandaste ese msj?¿por qué volvés cuando te olvido? ¿por qué me dijiste que éramos eso y nada más, pero ahora estamos acá riéndonos y sonriendo?

No lo sé tampoco quiero preguntarte, así estoy bien en tu abrazo, mi cabeza en tu pecho y tu corazón latiendo, en una especie de momento único que conecto con eso que  muchas veces llaman el universo.

Estás acá, y quisiera que todo se frenará.

No se si después al pasar esa puerta vas a sonreír recordando lo que hablamos, lo que reimos, si vas a seguir pensando en mi u olvidarte todo. Me quedo con esto, la paz la sensación única cuando sentis que es ESA persona a la que querés para olvidarte del quilombo de afuera.

No sé si sentirás lo mismo, tampoco si en tu cabeza te pones a deducir que siento.

El tiempo pasa volando, pero en tus brazos todo es eterno y mi corazón, mi cabeza, mis sentimientos están tranquilos.

Y si lo defino, es un universo único entre vos y yo que siempre lo quisiera pero lo bueno es instantes aunque con esto conformo y me siento bien

Pensamientos

En un pequeño flashback de esos ‘porque si’ te extrañe como nunca. Vinieron a mí mente nuestras charlas, el de esperar expectante hablarte para contarte mi día y el tuyo también. Vinieron a mí todas esas charlas infinitas hasta la madrugada en las que sentí que por fin no estaba tan sola. 

Senti esa necesidad de escribirte, de decirte ” no sabes cocinando , pelando una papa me acordé de vos jaja qué loco no? Te extraño un poco”. Aunque mi corazón y la razón se frenaron juntas a la par, dándome la respuesta certera a todo eso, a ese posible msj sin sentido que sería ni más ni menos que perder un poco de mi dignidad. Aunque, hubiera sido  la más pura verdad: te extraño.

De pensarte y estés ahí, de tocarte y sentirte. Si supieras lo que deseo a veces volver a besarte, de ser solo vos y yo, en un lugar cualquiera a la madrugada cuando el sol sale y pega en nuestra piel sin importarnos nada. Pero trato de que nada de eso pase, de no pensarte porque me hace mal, aunque me resulta imposible: seguís ahí como el primer día, que pensé que si te probaba te volverías el ser que jamás podría sacar de mi mente, que de ahí se me iba complicar hacer marcha atrás. Y te aseguro, no me equivoque. Acá estoy pensándote, a la madrugada sin saber que hacer. 

El viaje

Esta escapada fuera de la ciudad, hizo bien a mi cabeza al menos logré olvidar tu nombre. Lejos con aires más libres, siento una carga menos el saber que no tengo que huir si te pienso y apareces, porque te pensaría un poco menos sin el miedo que tú anatomía destruya mi armonía. Sonrió y me doy mi espacio para pensar en mí y en que  este viaje  según el horóscopo cambiara mi vida o al menos este año. Dejo fluir y todo es más lindo, no pensarte de a poco olvidarte aunque si vuelvo encontrándote se que será distinto. Tránsito los días y estoy en paz conmigo, de ser feliz de no preocuparme si vas a estar ahí soltando de a poco todo eso que me une a pensarte. 

Regreso y tirada en la cama, mi corazón no está tan vacío al menos se que si de a poco te olvido, será mejor para mí y porque todo esto me abrió otros caminos, para pensar menos en vos. 

Este viaje me une más a mi, me aleja de vos y hace quererme más.

 

Mi eterno amigo peludo

 

Noche de verano, la luna iluminando el patio y una brisa tan linda. Me siento, después de tanto porque a veces me olvidó de disfrutar de esos pequeños instantes. Al sentarme en mi cabeza golpea un recuerdo, alguien de 4 patas sus rastas en las orejas y muchos pelos blancos negros. Recuerdo que no estás y en mi corazón golpea ese mismo vacío como cuando te fuiste. Oigo ruidos y me voy, solía no tenerlo cuando estabas a mi lado, sentía que eras mi guardián el que me defendía de eso que no podía ver. Mil veces siento que estás conmigo, o mi inconsciente lo hace para mantener vivo tu recuerdo. Extraño acariciarte, sentir tu olor particular y mirarte a los ojos, en donde podía encontrar paz lo que a veces tanto me cuesta.

Si estás ahí, haceme sentir segura de defenderme de todo eso que no veo y demostrarme que seguis ahí en algún lugar de universo, entre las nubes, entre esa luz que emite la luna, en el verano y su brisa.